Guía ética para los miembros de la IEA

Promover el uso ético del Eneagrama es de vital importancia para la misión de la IEA. Los miembros de la IEA deben adherirse a la Guía General de Ética de la IEA. Además, los acreditados de la IEA deberán adherirse al Código de Ética de los Profesores acreditados de la IEA.

El Eneagrama puede ser utilizado por particulares y profesionales de una gran variedad de entornos, entre los que se incluyen educadores, consultores de negocios, artistas, terapeutas, directores espirituales y profesionales de la medicina; todos los cuales la utilizan en una creciente gama de contextos y aplicaciones. Debido a que el Eneagrama es un sistema tan poderoso y profundo para la comprensión del carácter humano, es importante que aquellos que utilizan el sistema con los demás, lo hagan basándose en valores éticos.

Alentamos a los profesionales a utilizar el Eneagrama dentro de sus áreas de formación y experiencia. Por ejemplo, esperamos que los consultores de negocios utilicen el sistema para el desarrollo de la organización, la formación del equipo y el entrenamiento del liderazgo; los coaches lo deben utilizar con sus clientes para ayudarles a mejorar su eficacia personal e interpersonal y el desempeño de su trabajo. Ni un consultor de negocios ni un coach haría psicoterapia típica con individuos que tengan problemas emocionales serios, siendo tal terapia del dominio de psicólogos licenciados y otros profesionales de la salud mental. Coaches y consultores deberían seguir las mismas prácticas en el uso del Eneagrama. Del mismo modo, aquellos que utilizan el Eneagrama en el área de los negocios deberían tener alguna experiencia en trabajos de consultoría de negocios.


El Eneagrama de los tipos de personalidad es, principalmente, un instrumento de auto-conocimiento y transformación personal.

Mantener un enfoque consciente de nuestros motivos y comportamiento nos ayuda a evitar los obstáculos comunes de nuestro tipo. Auto-conocimiento implica una investigación constante en nuestras pautas de comportamiento y nuestras defensas, y la transformación requiere el coraje de actuar contra las estructuras y hábitos de nuestra personalidad.

Cualquier persona que se considere a si misma profesor / profesora o experto /experta en Eneagrama debería poseer la educación adecuada en el sistema del Eneagrama para hacerlo y debería aplicar el sistema del Eneagrama exclusivamente dentro de su área (o sus áreas) de especialización profesional.

El Eneagrama es un poderoso y complejo sistema que aborda el funcionamiento y el crecimiento humanos. Como tal, es esencial que cada persona que se beneficie económicamente de enseñar o trabajar con el Eneagrama, tenga un conocimiento profundo del sistema. Como profesionales del Eneagrama, deberán tener un alto nivel de conocimiento del sistema y sólo deberían enseñar las aplicaciones del Eneagrama dentro de sus áreas de especialización.

El Eneagrama es un trabajo en progreso; por que, los individuos deben ser explícitos al dar crédito al trabajo de otros. Se deben citar las fuentes cuando se enseña y comunica algo sobre el sistema.


Muchos son los que han contribuido a ello, y muchos son los que lo seguirán haciendo en el futuro, por ello, es conveniente ser explícitos dando atribución al trabajo de otros. Nombra tus fuentes y honra la originalidad y el duro trabajo de otros colaboradores. Asumimos la responsabilidad de mantener un alto nivel de formación, favoreciendo así una atmósfera colegiada en el intercambio de información.

El tipo no describe completamente al individuo.

El Eneagrama no nos dice nada significativo sobre la historia de una persona o la cualidad de su carácter, inteligencia o talentos. Las personas son más que un tipo del Eneagrama. Reconocemos que ser conscientes de ello es particularmente importante en el lugar de trabajo.

Permitimos a los demás que se descubran a sí mismos en la medida de lo posible.

El Eneagrama ejerce profundos efectos en las personas. Es más efectivo cuando permitimos a los demás descubrir su propio tipo, en lugar de asumir que los conocemos mejor que ellos se conocen a sí mismos. Tratamos de ser sensibles a sus reacciones, a la imagen cambiante de sí mismos, y a su necesidad de integrar nueva información.

El Eneagrama inspira compasión por los demás; no debería ser utilizado como herramienta para estereotipar a las personas.

Al ver las intenciones y la lógica de otros tipos, nos volvemos menos inclinados a rechazarnos, juzgarnos o menospreciarnos unos a otros. Escuchamos con interés las historias individuales, reconociendo que por el simple hecho de saber el tipo de alguien, no significa que conozcamos a esa persona. Estereotipar implica asumir que ya sabemos algo sobre la actitud de la persona y sus motivaciones. Estereotipar limita el crecimiento y las oportunidades en el presente.

El Eneagrama no pertenece a ninguna persona

El Eneagrama no puede ser controlado, monopolizado o apartado del debate público. Restringir el derecho de comunicar, desarrollar y compartir información sobre el sistema es contrario al espíritu de la IEA de ser una comunidad global de aprendizaje.

El sistema anima a los profesores y profesionales a “predicar con el ejemplo” de transformación.

El Eneagrama desafía a los profesores y profesionales a incorporar en sí mismos el trabajo de transformación, a presentarse como ejemplos vivos de auto-indagación y el cambio práctivo al servicio del crecimiento.

Podemos y debemos ser fuente de ayuda para otros. Es importante escuchar respetuosamente diferentes puntos de vista y comunicar honestamente explorando las posibilidades de despertar en conexión con las enseñanzas del Eneagrama.

El Eneagrama nos ayuda a darnos cuenta (despertar) de loso hábitos y patrones defensivos recurrentes. Como comunidad de aprendizaje, cada uno de nosotros sirve para recordar a los demás las diferencias entre nosotros y la necesidad de ser respetuosos con los distintos puntos de vista. La pertenencia a doctrinas y teorías es menos importante que el mantener el diálogo abierto.

Este código de valores ha sido revisado y ampliado basándose en el anterior bajo la presidencia de Mario Sikora en octubre de 2011, y aprobado por Aeneagrama IEA España